¿Cuánto sabemos de Minería?

¿Cuánto sabemos de minería? Pero cuánto sabemos de verdad: con datos, evidencia, sin presupuestos y sobre todo: sin prejuicios.

Es razonable que tengamos inquietudes y preocupaciones, como también lo es que, como ciudadanos, nos informemos. Porque la minería es uno de los sectores claves para el desarrollo y crecimiento económico de nuestro país. Y somos un país con un 65% de niños y adolescentes bajo el índice de pobreza y con lugares donde alcanza el 72%.

En primer lugar entonces, dejemos en claro que el desarrollo y el crecimento económico deben ser de triple impacto: ambiental, social y económico. Desarrollo y ambiente van de la mano. No es un conflicto ni es un dilema. 

✅ La industria minera puede y debe ser sostenible con el medio ambiente.

✅ Al inicio de su actividad y cada dos años las empresas efectúan una evaluación de impacto ambiental. Tienen estrictos monitoreos e instancias de control y se aplican esos estándares internacionales de calidad, basados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por otra parte esas empresas trabajan en otros países que propugnan esas buenas prácticas.

✅ La industria minera no solo tiene una regulación ambiental específica (Ley 24.585), sino que la Cámara Argentina de Empresarios Mineros adhiere al programa “Hacia una Minería Sustentable” creado por la Asociación Minera de Canadá, que fija estándares internacionales de calidad y control para garantizar una actividad minera responsable, transparente y confiable. 

Veamos entonces la potencialidad 👇🏼

  • La minería es indispensable para el desarrollo de las energías renovables y para la electrónica, presente irrevocablemente en toda nuestra vida.
  • Un automovil eléctrico necesita seis veces más minerales que un modelo convencional y la fabricación de una eólica offshore requiere 13 veces más insumos que una central alimentada con energías fósiles.
  • El reemplazo de los motores térmicos por vehículos totalmente eléctricos previstos para 2035 generará una demanda de baterías eléctricas que aumentará a un ritmo de un 30% anual.
  • Las proyecciones más prudentes anticipan un aumento de las necesidades de litio de 600% en los próximos 8 años.
  • Las necesidades de metales en 20 años serán mayores que todo lo que consumió el planeta desde el comienzo de la humanidad.
  • Nuestro país cuenta con un enorme potencial geológico para producir los minerales que se necesitan para esa transición y también muchos otros cuya demanda se incrementará. Fuera de lo mencionado y sin ir muy lejos: las jeringas Covid, y la demandante industria de aparatos high tech.
  • Las inversiones mineras generan capacidad productiva, empleo y cadenas de proveedores. Inversiones, empleo y desarrollo local.
  • La mineria es una las industrias productivas federales y motoriza economías de provincias con enormes problemas de desocupación, sub empleo y alejadas de los centros productivos; con amplificación municipal, provincial y nacional. 
  • Es motor de desarrollo y reactivadora de otras economías, como la de las pymes mineras que generan rocas y áridos para la construcción, generando trabajo y oportunidades. 
  • Aún en una situación económica tan afectada como la Argentina, la minería ocupa el 2° puesto entre los sectores productivos con mejores salarios del país. Los salarios medios son de $250.178 (2022), y un trabajador minero sin experiencia gana, como mínimo $135.000. Además, los sectores de apoyo a la minería se encuentran en el 3º puesto del ranking, con un salario medio de $209.937. Incluyen a las empresas que proveen servicios de perforaciones, operaciones y asistencia directa a la minería y al petróleo. 
  • La minería tiene estrictos protocolos para cuidar la salud de las personas en su trabajo.
  • Solo los proyectos mineros más avanzados (cobre y litio), poseen un potencial de inversiones de más de 20.000 millones de dólares, y solo ellos (una pequeña parte del potencial) permitirían lograr exportaciones anuales por 10.000 millones de dólares en pocos años.
  • Ahora, y esto es lo más relevante: Si bien la minería hoy es es el sexto complejo exportador y brinda empleo a más de 83.000 familias, con todas sus posibilidades desplegadas podría pasar a estar en una de las tres primeras posiciones en las exportaciones argentinas como generadora de divisas y de empleo de calidad. ¡Y eso implicaría más que quintuplicar las proyecciones más optimistas sobre el número estimado en esos proyectos hoy avanzados!

¡Trabajemos entonces, todos juntos, por un país próspero!

Por una Argentina desarrollada hasta el último rincón: #PlanPaísArgentina

Fuentes: CAEM, Centro de Estudios para la producción (CEP XXI) y Nota La Nación: «La transición energética se hará al precio de una nueva era de penurias.

¡Sumate!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.