Plan País Argentina, una invitación al compromiso ciudadano, por Luciano Román

Por Luciano Román

El futuro de la Argentina no depende de “los otros”, sino de nosotros mismos. En la vitalidad y el compromiso de la propia ciudadanía reside la posibilidad de construir algo distinto.

Muchas veces nos resulta cómodo, y acaso tranquilizador, delegar culpas y responsabilidades en “la política”, como si el destino del país resultara una cuestión ajena a nosotros mismos. Por supuesto que la dirigencia tiene un rol fundamental, pero también debemos asumir nuestro papel, que debe ir mucho más allá de la queja y de la mera participación electoral.

Plan País es una invitación al compromiso ciudadano, a un compromiso activo y constructivo. Es una invitación a proponer, a estimular, a conjugar esfuerzos e ideas. Es, en definitiva, una invitación a hacernos cargo del futuro de la Argentina.

Por supuesto que son muchas y valiosas las iniciativas que, en las últimas décadas, han germinado en la acción ciudadana. Afortunadamente, hay centenares de organizaciones que hacen grandes aportes desde la sociedad civil. No creemos ser fundadores ni pioneros. Aspiramos a sumar, a articular proyectos que quizá transiten por caminos paralelos, a potenciar iniciativas que ya existen, a proponer otras y a ensanchar un camino de participación ciudadana basado en el pluralismo y la combinación de esfuerzos.

El objetivo de Plan País apunta a valorizar y potenciar aportes constructivos desde la propia ciudadanía. Estamos convencidos de que en ella reside la mayor riqueza y la mayor fuerza para enfrentar los desafíos del presente y el futuro. Pero creemos también que para que esa fuerza no se debilite debemos construir puentes y espacios de encuentro que nos alejen de antagonismos y divisiones estériles.

Plan País es, también, una invitación al diálogo y a la búsqueda de coincidencias. Aspira a ser un espacio de moderación y de convivencia entre ideas y perspectivas no siempre coincidentes. Por eso es, esencialmente, un espacio abierto a hombres y mujeres de toda la Argentina, del más amplio espectro generacional, de los ámbitos de la ciencia, de la producción y el trabajo, del arte, de la academia, del campo y de la ciudad. Es un espacio en el que todos son bienvenidos, en el que no hay guiones preconcebidos y en el que la única premisa es la de pensar la Argentina con espíritu constructivo.

Aspiramos a crear el marco y las condiciones para una tarea colectiva. Sabemos que no hay atajos ni fórmulas mágicas, pero estamos convencidos de que el largo plazo debe ser pensado y diseñado desde el tejido ciudadano.
No es -por supuesto- una concepción contraria a la política, sino complementaria. No es una concepción verticalista, sino esencialmente horizontal. No es una propuesta de “iluminados” sino de buscadores. Es una invitación a construir, a enriquecer el debate público, a salir de la comodidad para comprometernos con la acción cívica.

Plan País intenta ser, en definitiva, una apuesta a la esperanza y una herramienta para combatir el escepticismo. Aspira a fortalecer un liderazgo ciudadano, con amplitud de interlocutores y una especial vocación por estimular a jóvenes innovadores.

Invitamos a sumarse a todos aquellos que sueñan con una Argentina mejor. Confirmaremos –seguramente- que somos muchos más de los que creemos. Y que, aunque sea con acciones humildes, podemos marcar la diferencia.

Quizá encontremos inspiración en aquel líder humanista que fue John Fitzgerald Kennedy. No solo les habló a los norteamericanos sino a los ciudadanos del mundo cuando dijo: “No se pregunten qué hará su país por ustedes, sino qué harán ustedes por su país”. Aunque a veces la Argentina invite a la desesperanza, nunca es tarde para hacer nuestra contribución.

¡Sumate!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.