Un espejo.

Por Ariel Torres*.

¿Qué tan pobre es en realidad la Argentina? Lo pregunto porque solemos refugiarnos ingenuamente en lo que llamamos cifras de pobreza. En lingüística las palabras dicen mucho más de lo que el hablante pretende, y solemos decirlo así, decimos que hay cifras de pobreza. Como si la pobreza fuera exclusivamente de otros, de los desposeídos, de los humildes, de los más necesitados. O como si solo fuera una cifra.

Peor todavía, en uno de esos delirios tan nuestros, la Argentina llegó incluso a ocultar las cifras de pobreza, con la excusa de que era una forma de estigmatizar a los más vulnerables. Es el colmo de esa visión desviada en la que los pobres están aparte de los demás, de los que no son pobres.

No solo no hay peor estigma que el que te escondan, sino que además ningún organismo se empobrece por partes. En un ser vivo, en una nación, en un planeta todo está relacionado. Publicar las cifras de pobreza es un deber de la política, pero, además de volvernos más solidarios y de paliar esa condición tanto como sea posible, es menester que leamos esas cifras con adultez. Aunque uno soñaría con una pobreza cero, cuando el número supera el 40 por ciento, deja de ser un dato económico y se convierte en un espejo.

* Para La Nación.

Luego de leer estas lineas, reflexionamos desde Plan País:

Cuando el espejo nos devuelve una imagen dolorosa, negarla no debiera ser una opción. Reconocerla y accionar, hacer las cosas de una forma diferente es el único camino para lograr esa transformación que nos alivie y nos otorgue bienestar. Ya no se trata de esconder cifras, echar culpas o tapar con parches nuestros problemas estructurales.

Generar riqueza y hacerla circular es el único camino posible para combatir la pobreza. Crecer económicamente, gracias a un Plan de desarrollo concreto y eficaz, no es una declamación, es una ineludible responsabilidad.

❗️Debemos atender a la imperiosa necesidad de crear empleo de calidad, atraer inversiones que lo posibiliten, generar crecimiento y movilidad social gracias a una economía estable que brinde la visión de un futuro próspero posible. Nos empobrecemos a cada paso, mientras que a la vez, tenemos todo para crecer.

De nosotros, los Ciudadanos, depende 💪🏼.

No desaprovechemos la oportunidad de transformar lo que nos devuelve el espejo.

🤔 ¿Cómo creés que ese espejo podría devolvernos una mejor imágen? ¿Cuáles son tus propuestas para que Argentina salga de su decadencia? 

Te invitamos a compartir tu reflexión y propuesta ingresando en este link.

#YoQuierounPlanparaMiPaís 🎯

¡Sumate!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.