Del paradigma de la escasez al paradigma de la abundancia

OPORTUNIDADES EN ENERGÍA

Hay un consenso internacional para eliminar el consumo de hidrocarburos disminuyendo la emisión de CO2 para combatir el cambio climático. Se prevé que el pico de la demanda de hidrocarburos se producirá durante la próxima década y luego vendrá una disminución, por lo que las principales proyecciones de reducciones se verán hacia 2050, con cifras que van desde los 95 hasta 25 millones de barriles diarios.

Los diversos tipos de energías renovables o alternativas o no convencionales (solar, eólica, hidrógeno verde, biomasa, mareomotriz, etc.) muestran grandes avances tecnológicos para reducir costos y ganar en eficiencia, pero aún no logran alcanzar la efectividad de los hidrocarburos o energías nuclear o hídrica (renovable y sin emisión). Asimismo, se requiere acumular (baterías, hidrógeno) o disponer de energías convencionales para compensar los tiempos en que estas nuevas energías no están disponibles, lo que requiere en algunos casos la duplicación de capacidad instalada.

Hay consenso en que el gas natural será el combustible de la transición energética por su bajo nivel de emisiones de CO2.

Esto representa una gran oportunidad para Argentina que cuenta con potencialidad en todas las energías, particularmente en gas.

LA OPORTUNIDAD DE VACA MUERTA

Los yacimientos de Vaca Muerta son reconocidos por su volumen, eficiencia y calidad desde hace una década. En junio de 2013, la Administración de información Energética de los Estados Unidos (EIA) emitió un informe sobre los recursos no convencionales de gas y petróleo (shale oil y shale gas).

Estos recursos serían suficientes para abastecer nuestro país durante más de 100 años con petróleo y 200 años con gas natural, aunque hay estimaciones más optimistas.

El desarrollo de estos recursos debería cambiar el paradigma de escasez que ofrecían nuestros recursos convencionales a un paradigma de la abundancia.

Argentina tiene un horizonte de 30 a 40 años para explotar comercialmente el recurso, que tiene la ventaja de apoyar el desarrollo del país. De lo contrario, se corre el riesgo que conservar recursos antieconómicos en el subsuelo.

Argentina tiene una gran oportunidad, económicamente viable y ecológicamente sustentable de iniciar un proceso de explotación y exportación de gas y petróleo en grandes volúmenes.

EXPORTACIÓN DE GAS

Transportadora de Gas del Sur S.A. (TGS) ya ha desarrollado un proyecto integral que incluye las infraestructuras necesarias para ampliar el midstream (redes de captación, tratamiento y acondicionamiento del gas), el gasoducto de transporte hasta sus lugares de destino y una planta de licuefacción de gas natural en el área portuaria de Bahía Blanca.

Algunos datos técnicos:

a) Midstream: Se ampliarán los gasoductos de captación (vínculo físico entre los distintos yacimientos) en 32 km, 30” de diámetro y una presión operativa de 97 kg/cm2. Inversión estimada u$s 50 millones de dólares. El gasoducto puede asimismo plantearse de mayor dimensión o que pueda ampliarse.

b) Gasoducto principal: 1.040 km desde la Planta de Tratayén hasta su conexión con el sistema Litoral de TGN, con una derivación hacia Bahía Blanca. Inversión estimada u$s 1.900 millones.

c) Planta de licuefacción: Se está estudiando una planta modular de licuefacción de LNG que produciría inicialmente 4 millones de metros cúbicos diarios. Inversión estimada para la primera etapa: u$s 500 millones.

d) En el año 2019, el Gobierno Nacional convocó a empresas interesadas en desarrollar las infraestructuras necesarias para evacuar el gas natural de Vaca Muerta. Se presentaron grupos empresarios que ofrecían distintas alternativas técnicas, incluyendo el financiamiento con fuentes privadas. Actualmente, las autoridades nacionales esperan concretar el proyecto con recursos públicos.

La inversión total para construir la infraestructura exportadora de gas natural y reforzar la alimentación en el Área Metropolitana y el Litoral argentino se ubicaría en un nivel superior a los u$s 2.500 millones. Si esta estructura se replica para poder exportar mayores volúmenes, la inversión crece proporcionalmente.

Además de la exportación de fluidos, pueden generarse polos petroquímicos para la producción de otros gases, plásticos y fertilizantes.

La invasión rusa a Ucrania generó un problema de Seguridad Alimentaria Global que durará algunos años resolverse. Tiene dos dimensiones; una directa que es la falta de alimentos que ellos producen, y una indirecta que es la disponibilidad de fertilizantes ya que cerca del 20% del comercio mundial proviene de Rusia. El insumo principal de uno de ellos, la urea, es el gas. En Bahía Blanca hay una planta que provee cerca del 40% del consumo local, el resto se importa. Brasil importa más del 90 % de sus consumos. La actual planta produce más de 1,3 millones de toneladas anuales de urea (unas 4000 Tn/día). Hay un proyecto de duplicar la producción si se amplifica el gasoducto, con una inversión de 1200 millones de dólares generando más de 1500 puestos de trabajo directo e indirecto. De concretarse será el primer gran proyecto petroquímico en el país en casi 20 años. Aún así ni siquiera cubriría demanda local y menos aún el requerimiento de Brasil que podría ser un inversor interesado en sumar proyectos.

Los primeros pasos sería la sustitución del gas que actualmente se importa. Los montos utilizados anualmente sobrepasan con creces los montos de inversión necesarios para abastecer el país y comenzar a exportar. El acceso a financiación es la principal limitación.

EXPORTACIÓN DE PETRÓLEO

El crudo que se está extrayendo de Vaca Muerta es de excelente calidad y asegura buenas condiciones de mercado. Durante el 2021, las exportaciones de crudo de Vaca Muerta superaron los 10 millones de barriles, con un crecimiento del 203% respecto a las exportaciones de 2020. El oleoducto que opera la empresa OLDEVAL (Oleoductos del Valle) recoge el crudo tanto de Neuquén, como de Río Negro y La Pampa y lo entrega en Puerto Rosales, Bahía Blanca.

Estados Unidos fue el principal comprador, el segundo Brasil seguido por Países Bajos y Chile.

Recientemente, OLDEVAL anunció una inversión de u$s500 millones para duplicar la capacidad de transporte de petróleo desde Neuquén a Puerto Rosales, en Bahía Blanca, para incorporar 45.000 barriles de crudo, para totalizar 265.000 barriles por día. La inversión anunciada ha sido de u$s 500 millones.

DISPONIBILIDAD DE RECURSOS

Se debe subrayar que los 42 contratos de concesión otorgados significan sólo un tercio de la superficie de Vaca Muerta está concesionado.

Además de vaca Muerta hay otras cuencas sedimentarias o yacimientos ya en exploración y explotación en distintos lugares del país, más las oportunidades que representan el off-shore y las incipientes exploraciones con recientes descubrimientos en la plataforma submarina de la llamada Pan-Gea

Argentina no es el único país con amplia disponibilidad de recursos, como recientemente demostrado en Namibia o Guyana. El “timing” de las inversiones tienen tanta importancia como una legislación y financiación apropiada a fines de no dejar un recurso sin utilización.

ASPECTOS ECONÓMICOS

En la Argentina hay más de 9.000 empresas que son proveedoras del sector petrolero y, en total, la cadena de valor de esta industria genera 65.000 empleos directos y otros 331.000 indirectos. Asimismo, es el sector que mayor multiplicador de empleo directo e indirecto.

COMENTARIOS FINALES

La explotación de recursos energéticos permitirá a Argentina un desarrollo de diversas regiones del país, generación de empleo, aumento de exportaciones y sustitución de importaciones como así también una base para un desarrollo propio sustentado en energías limpias, al mismo tiempo que colabora con el resto del mundo en lograr reducir emisiones de CO2. Es una oportunidad que no se puede desperdiciar.

FUENTES:

  • EIA –Techinically Recoverable Shale Oil and Shale Gas Resources in Argentina:

https://www.eia.gov/analysis/studies/worldshalegas/pdf/Argentina_2013.pdf

  • Datos de empleo: Sobre la base de cálculos y datos de del informe “La densidad de la estructura productiva y el empleo” elaborado por el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), del Ministerio de Desarrollo Productivo”. Ministerio de Producción – Argentina:

https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/2021/03/dt_9_-_la_densidad_de_la_estructura_productiva_y_el_empleo_2.pdf

  • Estudio Arriazu – Impacto económico de Vaca Muerta en Argentina.

https://www.idea.org.ar/wp-content/uploads/2019/06/Vaca-Muerta-El-impacto-econ%C3%B3mico-en-la-Argentina-Ricardo-Arriazu.pdf

Agradecemos a Diana Mondino y a Fernando Vilella por su colaboración en este escrito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.